Construyendo una Marca Empleadora

En un mundo globalizado e hiperconectado, es muy fácil adquirir información de las personas, empresas o productos. Las opiniones y todo lo que queremos saber ya está ahí en la nube. De tu empresa, ¿qué se dice en internet?

 

Los usuarios pueden dejar reseñas sobre sus experiencias en redes sociales (Facebook, Instagram), redes profesionales (Linkedin), Google My Business, Local Guide, entre muchas otras plataformas o aplicaciones. No importa si tu empresa no tiene esas redes activas, los usuarios pueden dejar sus comentarios igual y encontrar lo que necesitan cuando se lo proponen. Aproximadamente el 71% de las personas que buscan trabajo investigan en internet sobre las empresas que los contactan.

Es por ello que, hoy más que nunca, es importante que las empresas inviertan tiempo en construir una sólida marca empleadora. ¿De qué se trata? Pues Marca empleadora es el conjunto de atributos y valor asociado a una empresa como lugar para trabajar.

Las empresas se ocupan cada vez más de la satisfacción de sus clientes, porque así logran que esas personas vuelvan y que atraigan a nuevos consumidores. Del mismo modo, los empleadores empiezan a ocuparse de la satisfacción de sus colaboradores y los potenciales candidatos que puedan estar interesados en trabajar con ellos. 

¿Por qué lo hacen? Aproximadamente la mitad de las personas dice que no aceptaría un trabajo en un lugar que tiene mala reputación, independientemente del salario que le ofrezcan. Además, las empresas que no invierten en su reputación como empleadores, pueden llegar a duplicar sus gastos de contratación respecto a aquellas que sí lo hacen. 

Sorprendente, ¿verdad? Veamos las principales ventajas de invertir en tu Marca Empleadora:

  • Se reducen los costos en publicidad, anuncios o avisos cuando hay una vacante. 
  • También se reducen los tiempos que habitualmente lleva ocupar una vacante.
  • Se atrae a mejores talentos o perfiles con más potencial.
  • Aumenta la retención del talento y disminuye la rotación de personal.
  • Mejora la productividad y la facturación. 

Todo esto es posible porque, no sólo las personas tienen preferencia por trabajar en tu empresa antes que en otras, sino que una vez que lo consiguen están satisfechas porque sus expectativas coinciden con la realidad. Lograr esto no es nada sencillo, ya que requiere de un alto nivel de compromiso por parte de los directivos con la estrategia de gestión humana.

La marca empleadora suele ser considerada, erróneamente, como una táctica para conseguir talentos. En realidad es mucho más que eso, ya que forma parte de la estrategia comercial general de la empresa, al igual que la comunicación institucional, imagen corporativa e imagen de los productos.

 

¿Cómo fortalecer tu Marca empleadora?

El primer paso para comenzar a construir tu marca empleadora es tener en claro cuál es tu propuesta de valor al empleado (PVE). ¿Cuáles son los motivos por los cuales alguien querría trabajar aquí? ¿Qué le ofreces a un colaborador, que no le ofrezca tu competencia? Debes reflejar con precisión todos los beneficios que como empleador puedes ofrecer, pero también cuáles son los valores de la organización y la cultura que se fomenta entre los trabajadores.

Para que la estrategia funcione, es importante tener en claro cuáles son los atributos que hacen que la empresa se destaque como negocio. ¿Cuál es el valor de la empresa, su misión y sus oportunidades? Si presentamos a la empresa como innovadora y líder en su rubro, estos atributos deben mostrarse de forma consistente en todas las comunicaciones que van dirigidas hacia potenciales empleados y clientes.

También es importante hacer preguntas a las personas que quieren trabajar con nosotros, a aquellas que actualmente trabajan con nosotros, y a quienes han trabajado con nosotros en el pasado. Sólo el 14% de empleadores preguntan a los candidatos sobre su experiencia en el proceso de postulación y el 55% de los trabajadores no siente que sus opiniones le importan a sus empleadores. Si quieres saber más sobre la experiencia del candidato y del empleado, puedes leer más de nuestras notas en el Blog.

Escuchar a los colaboradores es esencial para saber qué perciben ellos, en qué podemos mejorar, qué tienen para decir sobre su experiencia en la empresa. Si puedes identificar a embajadores de tu marca, dales espacio y muéstralos. Los testimonios reales son más valiosos que cualquier mensaje institucional. 

 

¿Estás listo para construir tu marca empleadora? 

Nosotros te podemos acompañar ¡Consultanos!

Lic. Marlene Pruvost

Socia Fundadora – Gestal Consultora

Compartí la nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *